jueves, 25 de julio de 2013

Naranja para jugo

Tenía sed y ganas de algo dulce
te creí una naranja
te tomé con toda la boca
no hay más jugo
quizás
la acidez
entre vos y yo
también sea parte de la justicia
tan simple como que me había gustado
ese abrazo que despertó a los vecinos
un beso de internación
té que se tomaron las hornallas
mientras nos evaporamos
nosotros:
fórmula que quema las sábanas
el silencio:
la metáfora del indeciso
si pudieras comerte tus cáscaras
chico de ombligo en el fondo bueno
tenías que ver lo tierno que te veías
exhibido en el cajón
antes de que te compre
pero claro
¿cuántos días tarda la fruta
en dejar de ser fresca?
tengo tres vicios nuevos
una serie
sonreír
y vos:
pero no te pedí tu libertad
esto era algo más animal
sed, algo dulce, comerte y dejarme comer
mirá la gripe que tengo
por decir che, en vez de mi amor
por decir gracias
en vez de ¡lindo,
lo bien que me hizo tu vitamina c!
¿pero cuántas frutas a la vez puedo comer con sólo una boca?
Y vos, ¿cuántas criaturas podés alimentar con sólo un ombligo?
Y si me doy cuenta
cuando estás terminado
y yo satisfecha
por qué te encascarás,
si ya te chupé los gajos,
esto es tan simple como que me había gustado
tranquilo, tu función está cumplida
yo, toda un crimen
aprendí
a matar despacio
quedarse con hambre, si es necesario
y no entregar
el vaso del cepillo de dientes
antes de tiempo.



10 comentarios:

  1. Un buen poema es como una naranja que es como una hermosa mujer.
    notable, patricia.

    ResponderEliminar
  2. ¿Cuánto dura una fruta fresca? Esa es una gran pregunta.

    Suerte!

    J.

    ResponderEliminar
  3. Me gustó.

    No hay naranja que no sea para jugo.
    Pero hay jugos que dejan colar
    una e
    como si nada,
    y luego
    hay juegos que no son para toda boca.
    No siempre sabemos cómo
    morder
    un juego.

    Gracias por tu poesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. No quiero que seas un pedazo de human(a), porque con solo tú cuerpo no calmo mi deseo. No es (ÉL) únicamente. Quiero entrar, ir a machetazos por tus venas y llegar a todas tus tormentas, cortar un trozo de cada arco iris, contar sus colores, y porque no sean siete no sentirme culpable . Algún día, despues de siglos, ó lustros, ó años, ó en un rato, querre estrechar tú cuerpo, quiero que me esperes intacta como ahora, no sufras, he guardado tú alma en mis bolsillo vacios,

    ResponderEliminar
  5. ZARPADA POESÍA!!!! ME ENCANTÓ! y tradujo a la perfección lo que pensaba, pero ahora en forma de poesía. ME LA GUARDO

    ResponderEliminar